La importancia de este verano

¿Cómo dice?, ¿que trazar un plan y ejecutarlo pone en órbita a un club? ¿Cómo?, ¿que creer en un proyecto y darle estabilidad da sus frutos? Quién lo hubiera dicho.

Del caos surgió la solución. El regalo de este curso, más allá de reencontrarse con la gloria perdida, es haber entendido la importancia de la paciencia. De por qué el resultado es secundario cuando detrás hay un trabajo cabal y estudiado. Un plan. Y una idea en la que se cree.

Es la gran conquista del centenario. Haber desactivado la ciclotimia, ridiculizado la histeria con una buena dosis de sentido común y espera. Un decid lo que queráis, que aquí estamos todos convencidos de que vamos por el buen camino y no nos vamos a mover por mucho que gritéis.

Ahora toca lo peor. Evolucionar cruzando otra delgada línea. Porque una de las fortalezas de esta temporada está en el ambiente en la caseta. En esa fe inquebrantable de la manada en su pastor. Desmontar eso tiene sus riesgos, pero no hacerlo también es un arma de doble filo. Mover las aguas para evitar su podredumbre con la precisión suficiente como para evitar otro affair Michy, que ya vimos las consecuencias de incrustar una frecuencia mental distinta en un vestuario enchufado, es el mayor reto del verano.

Esos liderazgos sobrios, esa química, es la causante de remontar 11 puntos, sumar 17 partidos invicto, recuperar la senda del gol, llegar a semis de la Europa League, ganar la Copa y no desmontar la paraeta cuando todos daban por perdida la temporada.

No es barato, ni sencillo, conseguir algo así. Bien lo sabemos aquí. Por eso las incorporaciones, o bajas, deben tener en cuenta aspectos que vayan más allá de goles, regates o rabonas.

Porque además de conservar una buena salud interna, perpetuando la ambición del grupo, lo que se juega el Valencia este verano es la posiblidad de dar un par de saltos. Así invita a pensar el panorama a estas alturas de junio. Partes desde una posición muy ventajosa para ello. Es lo bueno de venir desde abajo, que el trabajo de transformación, o reinvención, en gran medida al menos, ya lo tienes hecho. Son otros, tus principales rivales en la terna, quienes se ven sumidos en problemas que dejaste atrás hace dos años. La zozobra, la pérdida de identidad, las divisiones internas, la obligación de acometer profundas reformas, de transformarse, de atajar problemas institucionales, de buscar nuevos rumbos, es de otros ahora.

Incluso aunque salgan bien de esta, con tal capacidad económica es más sencillo salir bien de esos embrollos, los primeros meses de competición, donde poder adquirir ventajas decisivas, van a ser más dificultosos para ellos que para aquel que ya tiene el bloque hecho y la idea instalada, sin arrastrar taras de confianzas, salubridad o entornos viciados. Por eso la importancia de este verano es mayor de lo habitual. Por eso, reducir el riesgo a la mínima expresión supondrá la diferencia entre dar un paso hacia delante o uno hacia atrás. Sin contar, claro está, con la maldición del tercer año. Pues si ver al VCF hacer dos cursos buenos consecutivamente es caro, repetir un tercero es asunto que ocurrió en una sola ocasión desde los años 50.

Fíjate si tienes camino hecho que mientras otros no tienen claro qué entrenador elegir, o andan jubilando la columna vertebral que les llevó a las alturas en los últimos cursos, tu tienes a tu particular Luis Colina en Alemany, a tu Quincoces en Marcelino, y un bloque hecho y ya campeón que apenas requiere un par de retoques para pulir defectos.

Es el momento clave para empezar a recuperar parte del terreno perdido durante la crisis. Y lo harás subido a la ola que genera un título tan ansiado, algo que ha dado una pátina de crédito a un entrenador que gozará de mayor respeto y comprensión. Uno de tantos momentos que ha tenido el VCF en sus manos para cambiar su historia reciente y que rara vez supo aprovechar. No fallen otra vez.

Anuncios
La importancia de este verano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s