Xoricet forever

Pocas veces un jugador se marchó y regresó con tanta reiteración. Me parece bien. El curso pasado ya vimos los costes de incorporar tanto futbolista ajeno al método Marcelino, acortar ese tiempo de aprendizaje y adaptación al máximo es una ventaja nada desdeñable.

En esa lógica se mueve el interés del terrorista por lo malo conocido. También es un síntoma de la presión de no contar con ese margen de tiempo para amoldarse a un sistema que no es nada sencillo de engrasar, y para el que no todo el mundo sirve.

Aunque lo positivo del ruso está en esa especie de premio que supone para él. Un tipo cumplidor, ocupador de espacios y un trabajador infatigable del que es raro encontrar alguien que elogie su dedicación. Y eso que la aportación de Cheryshev en sus dos etapas mestalleras cuenta con momentos decisivos.

En la primera le tenemos que agradecer una salvación. En la última, el pase a una final de Copa. Es uno de los nombres del milagro. Sin aquellas cabalgadas en el Benito Villamarín no se explica el 2-2 que te daba la llave de la clasificación. Como tampoco lo harían muchas remontadas.

Además, trata de un futbolista mortal con espacios. Su especialidad. Argumento valioso para el marcelinato y su tendencia a las contras. Punta de velocidad acompañada con un exquisito toque, potencia que le lleva a colocar balones de varios metros con una precisión al alcance de muy pocos. Tales centros en sprint son un lujo para los sentidos.

Debemos agredecerle incluso que su firma evite caer en errores del pasado sucumbiendo a la tentación de los filigraneros.

¿Le falta regularidad? Le falta regularidad. Es cuestión esa asunto de club. Desconozco las causas por las cuales se lesiona tanto. Pero debe tener solución. Si la encontró el Bayern para Robben la hay para el ruso. El tulipán, recordemos, era un tipo que se lesionaba hasta durmiendo transformándose en Munich en un futbolista irrompible que dio diez años al máximo. No escatimaron los bávaros recursos ni estudios médicos hasta encontrar la cura. Le cambiaron incluso la manera de andar.

Ahí debe estar el reto con el chico. Porque no sólo su velocidad, o precisión en carrera, son un tesoro, sino también su polivalencia o los recursos y variables que permite introducir en el XI sin la necesidad de hacer sustituciones. Va muy necesitado el VCF de jugadores incisivos en ataque. Y Chery lo es. Con el añadido de un nivel de goles/asistencias más que importante.

Siempre es una grata noticia conservar buenos caracteres en la caseta.

Anuncios
Xoricet forever

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s