Alguien tiene que decir NO

Poco a poco, de manera imperceptible, el mundo del fútbol se está encarnando en aquellas caricaturas de finales del XIX y principios del XX. El cerdo con sombrero de copa y frac que reflejaba a capitalistas cometiendo toda clase de tropelías por dinero.

No hay mundo como el fútbol más desalmado. Cualquier cosa es tolerada ya por pasta. Esa mentalidad de accionistas de un banco se sobrepone a la vieja pose de aficionado. Escuchas hablar, y todo es dinero. Desprecias un título porque no da dinero. Juegas una competición y no valoras lo que ganas en el campo, sino lo que te dan por estar, o por sumar tres puntos. Fichas a un jugador y la primera apreciación es medir por cuánto lo vas a poder vender si sale bueno…

En las páginas de los periódicos deportivos se habla más de dinero que en la prensa económica.

Y como el billete lo justifica todo, allá va el fútbol, a participar en la fiesta propagandística de regímenes totalitarios. Criminales. A que asesinos de estado se hagan la foto para legitimarse de cara al exterior. Y se aplaude porque da dinero.

Ayudar a un criminal a blanquear su imagen porque te paga muy bien tiene un nombre.

En lo de la Supercopa Rubiales ha vendido su alma por una cuestión meramente política, desesperado en parar la sangría que está padeciendo una Federación que ha perdido la mitad de sus ingresos, y su reelección pende de un hilo en las próximas elecciones, por eso poco importa ser el invitado de personajes que decapitan a niños, hombres y mujeres en plazas públicas. Que disuelven en ácido a críticos u opositores. Donde ser mujer es poco menos que una incapacidad, y gay un delito. De señores que están cometiendo crímenes de guerra en Yemen.

Vas a un lugar donde hasta la UEFA aconseja no ir, donde alemanes, ingleses y franceses se niegan a poner un pie. Prestas tu imagen para escaparate de un régimen desesperado por vender una cara amable, decidido a adentrarse en el fútbol para tal fin sin que nadie, salvo italianos y la RFEF, haya querido entrar en su juego.

Y lo haces montado en una competición bastarda, inventada sobre la marcha, cuya intrahistoria es pura desfachatez, y una constante falta de respeto al Valencia. Y a la propia inteligencia. Cercenando derechos adquiridos en una componenda política apadrinada desde el mismo gobierno e inspirada por motivos empresariales. Un tipo que empezó atacando a Tebas para acabar convertido en él. Que se niega a autorizar un partido en Miami, en Miami, alegando valores y morales, y ahora te lleva a una de las dictaduras más sanguinarias que existen sobre la tierra.

¿Por qué defiendes al Girona y no al Valencia? Es curioso que el campeón de la principal competición que organiza la Federación sea vejado de esa manera. Tanto como la nula capacidad de defensa que muestra el club. Tratándote como decorado para un sainete como este. Y encima siendo el peor pagado en tal atrocidad. Ni un ápice de respeto ha salido de una Federación que ayer todavía tuvo la cara de orinarse en ti.

Todo lo que rodea a la Supercopa invita a su renuncia. Las formas, el formato, la sede, el reparto… Ya va siendo hora de que alguien empiece a atreverse a decir que no. A que el dinero deje de ser la excusa para justificarlo todo. Y menos, si ese dinero está manchado de sangre. De la sangre de inocentes, y de otros tantos que viven subyugados a un Estado que utiliza el terror como arma de cohesión social y que pone precios a estos eventos lo suficientemente prohibitivos como para que sólo puedan acceder a ellos las élites del régimen.

No todo vale, aunque te quieras convencer de lo contrario, por puro mercantilismo. Los valores son para momentos así, no para vender bufandas. Y la dignidad para hacerse respetar ante tal atropello, no para amedrentar a aficionados indefensos.

Alguien tiene que decir NO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s