Trampas al solitario

Si quieres calibrar bien el ridículo de alguna situación basta con comparar la defensa que hace el interesado de sí mismo con las que le construyen sus fans. En esto de las cuentas del club pasa algo así de divertido, hay elogios y vivas que no hace ni el auditor, que en su informe pega un par de estirones de oreja a la entidad.

Más allá de inventar catastrofismos, o mundos de yupi, se incide poco en la verdadera lectura que desprenden.

Porque las presentes cuentas del VCF dicen muchas cosas. Para empezar, son unas que bien podría haber presentado Llorente de haber continuado en el cargo. En un lustro de gestión mega hiper súper ultra profesionalizada no hay rastro del impacto en los balances que prometía el documento de venta. A estas alturas, por ejemplo, la deuda debería estar en 28 millones.

Le vendimos el club a un millonario para que ante la indicación del auditor de la urgencia de buscar nuevas vías de ingresos para poder soportar tal cantidad de gastos Meriton responda que a él plin, que como es previsible que la TV siga vendiendo sus derechos colectivos al alza en los próximos años para qué buscar nuevas vías de si ya lo hace la Liga por él.

También resulta curioso haber puesto la entidad en manos de un millonario para que a la advertencia del auditor de la debilidad del plan de negocio y del riesgo que eso supone se le conteste que la hoja de ruta hasta 2030 se basará en vender jugadores y jugar Champions dos o tres veces cada cinco años. Que tranquis.

También resulta extraño que nadie haya caído que en diciembre de 2019 hay que empezar a devolver el famoso préstamo, más intereses, que hizo Lim en su día. Ni que a estas cuentas, como adelantó Palco23, se ha aplicado la segunda parte de la famosa quita encubierta que se le hizo cuando compró el club, y que por eso se ha evitado cerrar el año con pérdidas superiores a diez millones de euros. Tanto como que si no fueran por los 63 millones de competiciones europeas la desfeta sería de época.

Son números que gritan a los cuatro vientos la peligrosa dependencia que tienes de que la pelotita entre. Porque nos dicen que vives con lo puesto. De la televisión, de la Champions y del traspaso de futbolistas. Ya que el resto de ingresos son entre testimoniales y pírricos. Lo cual invita a pensar que para hacer frente al alto coste que suponen las amortizaciones acumuladas en los últimos años, sumadas al pago de las deudas, la limpieza de una plantilla con tan altos sueldos puede ser severa si no se cumplen objetivos.

Con estas pintas, además, meterse a acabar el nuevo estadio es repetir el error que cometió Soler.

Ahora se entiende que les haya entrado las ganas de contar con canteranos e invertir en jóvenes promesas a bajo precio. Sueldos bajos, mínimo gasto, máxima rentabilidad. Con 183 millones de ingresos estás obligado a tirar de ingeniería contable para maquillar una realidad financiera que está lejos de ser boyante. Siquiera tranquilizadora.

Lo más perturbador es la encrucijada en la que te sitúas siendo tan dependiente de la competición y de la televisión. Porque para vivir de eso necesitas un rendimiento deportivo alto, que revalorice jugadores y empuje a crecer también a las demás partidas. Pero hacerlo es aumentar igualmente el peso de las ya de por sí insostenibles amortizaciones… malabares a los que vas a jugar habiéndote pulido a Alemany, Longoria y cía, la estructura profesional que te aseguraba una coherencia y un control del mercado a bajo coste sin arriesgar el rendimiento. Imposible no pensar que con Lim y Mendes al volante del mercado vas en pelota picada y a lo loco cuando más te estás jugando. Lo cual aumenta en varios grados la marcianada que ha perpetrado este señor durante los últimos meses.

Salvo la sempiterna venta de las parcelas, con esto, meterse en octavos de la Champions es mucho más que un anhelo deportivo, se ha convertido en una necesidad financiera. Y conseguirlo, repitiendo puesto entre los cuatro primeros, equivale hoy a tocarte el bote del euromillones.

Trampas al solitario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s