Universos paralelos

¿Por qué nunca tiene que volver Juan Bernat? Se pasan la vida jugueteando con el regreso de futbolistas que perdieron el sitio, o la forma, y que poco o nada tienen que aportar actualmente, pero de Bernat nunca se acuerda nadie. Tal vez sea de las últimas salidas que me fastidiaron de verdad. No dio tiempo ni a disfrutarlo, y encima fue regalado.

Era un tiempo de esos recurrente en Mestalla donde las barbaridades caen bien por quien las hace, olvidando que una barbaridad es una barbaridad la haga quien la haga. Cosas de focas, las mismas que no saben ni ponerle cara a un chico al que recuerdan con locura en Múnich pero invisible en Valencia hasta de titular en el PSG.

Una banda Gayà-Bernat sería para verla.

En fin, todo esto viene por la matraca Alcàcer. Bueno, más que la matraca, en la fábula que despierta juntar un par de nombres. En algún universo paralelo existe un VCF con un IX trufado de paterneros. Imagínatelo.

Porque el viejo sueño de un equipo de canteranos hace tiempo que hubiera sido posible de no haber tenido la desgracia de aguantar a la ristra de incompetentes que hemos tenido, y tenemos, por dirigentes. Me aterra pensar en un destino idéntico para los Soler y Ferran, porque en el fondo sabemos que no van a estar aquí muchos años.

Esos nombres, como los anteriores, y los que surjan, estaría bien que alguna vez pudiéramos disfrutarlos para algo más que para jugar al fantasy o hacernos cruces maldiciendo nuestra suerte. Son tantos años escuchando la misma canción que ya me río ante la insistencia de seducirnos con un discurso que siempre me suena a hueco. El crecimiento, la importancia de la cantera… blablabla. Porque en realidad están hablando de beneficio neto. Desde la 11/12 el VCF ha ingresado 472 millones (257 desde la 16/17) en venta de futbolistas, y ni ha liquidado su deuda, ni ha crecido como club (más bien todo lo contrario), ni acabó su estadio, ni se ha hecho un equipazo para competir por todo. Eso, curiosamente, lo consiguieron dos tirando de cesiones y del rebuig, para ser liquidados por “salirse de las líneas maestras impartidas por la propiedad” a pesar de tener más canteranos que nunca en nómina.

El coste en cojos y espantajos durante estos años hubiera valido más la pena gastarlo en repatriar a unos cuantos. Más faena hubiesen hecho, y mayor rentabilidad obtenido.

A pesara de todo, incluido tener a Sean Bai de director de Paterna (ahí se denota la importancia de la cantera), la limpia de profesionales en los últimos meses, o bandazos varios, la producción de la Ciudad Deportiva resiste. El ejemplo es que hoy podríamos estar gozando ya de un equipo lleno a base de Albiol, Gayà, Bernat, Soler, Isco, Silva, Ferran, Kang In o Alcàcer (todos internacionales). Dándonos el lujo de padecer overbooking con perfiles más secundarios como Lato, Vidal, Grimaldo, Gonzalo Villar, Abel Ruiz, Fran Villalba e incluso con otro desagradecido como Chirivella. No digo nada de alguno más, como Pablo Hernández (ídolo absoluto en Leeds), o de los porteros que tenemos por ahí, Premier incluida, ni con lo que viene apretando desde el Mestalla o el Juvenil.

Pasar una calamidad con ‘eso’, y salir a tope con estadio nuevo y libertad financiera para renacer, sí es viabilidad de la buena. Y proyecto en mayúsculas. Un sacrificio inútil es lo que pasamos.

Pero para nuestra desgracia, incluso para los que decían que ya estaba bien de regalarle oportunidades a Ferran, que Soler es una trola, o que hay que destruirlo todo para que juegue un coreano de 18 años que no ha demostrado nada, de la cantera sólo nos acordamos cuando truena. Que es tanto como decir que sólo sabemos de ella cuando no hay dinero, y se necesitan ganancias netas o sueldos bajos para sacar mayor tajada. En la bonanza, ni Chelsea ni Liverpool, ni nadie, se atreve con ello.

Si con tanto maltrato y decadencia ha salido tan bien, el día que nos la tomemos en serio, que la veamos como un fin y no como un recurso a la desesperada, que nos la creamos de verdad lejos de utilizarla para rellenar discursos vacíos de contenido para tapar actos vandálicos en su gestión, igual hasta descubrimos una fortaleza que no sabemos que tenemos.

Universos paralelos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s