El sofá de Parejo

Cuando los años son mierders llega un punto en el que sólo queda repetirse como un loro. Qué decir cuando ya está todo dicho. Qué aportar cuando la evidencia es tan palpable que con la simple observación se descubren los boquetes. Nada. Quedan los lamentos.

En esto hay una metáfora irresistible. El año, el equipo, el mismo club, es como el sofá que Parejo regaló a La Resistencia hace unos meses. Una cosa bonica, sin muchos alardes, pero con alguna virguería. Ni caro, pero tampoco barato. Confortable, cómodo. Un sofá llamado a cumplir su función de manera eficaz, sustituyendo a una antigualla tan abyecta como mediocre. Al que han destrozado en un gag.

No dejo de imaginar a Ignatius con la cara de Peter Lim. ¡Este sofá traerá la desgracia! Cuchillada. ¡Concubinas de satán! Cuchillada. Y lo peor es la moda. Ahora todo el que va le hace un roto, a la vez que alaba sus comodidades. Gente repantigada entre descosidos y estructuras torcidas por las patadas que le dieron disfrutando de masajes. Estos serían los fans de Peter. Rompen y gozan.

Tendría gracia si no fuera tan triste observar como el grupo con el mayor grado de compromiso que hemos conocido en nuestra vida ha quedado abandonado a su suerte. Condenado a la autogestión en ausencia de club. Uno que estaba llamado este año a hacer cosas grandes, porque lo tenía todo. Dos años de trabajo, bases sólidas, liderazgos internos fuertes, una plantilla extraordinaria que en plena plaga de lesiones ha permitido hacer onces competitivos (no hay mayor elogio a los que la hicieron que este)… Pero acuchillada por un inconsciente en un ataque tan caprichoso como innecesario.

Decir que nos quitaron una liga sería exagerado, pero estoy convencido que la estarías peleando de estar en un club normal. Tanto, como que el bicampeonato de Copa hubiera sido una posibilidad más que real. Como lo de meter un pie en cuartos en el partido de ida en lugar de ser vapuleado como un muñeco de trapo a manos del Atalanta. Es el mayor dolor que tenemos, la expectativa arrebatada. El qué será martilleándote la herida mientras lo único que quedó fue un sofá torcido, abollado, descosido. Que de lejos guarda las apariencias pero que al acercar el foco se le ven las grietas, las manchas y los desperfectos con el que fue bautizado nada más comenzar la temporada. Goleado un día sí y otro no. Sujetándose única y exclusivamente por sus números de local.

En esas ausencias no es de extrañar que Parejo, representando el sentir del vestuario, ejerza de portavoz, reivindique, exija, pida. Y se vea legitimado para tomar papeles que no le corresponden, ni para los que está capacitado. Quemándose públicamente. Tensando más la cuerda a riesgo de represalia. Ya es entrenador en el terreno de juego indicando sin disimulo dónde tiene que ir la pelota, dónde se tienen que colocar sus compañeros… básicamente lo que antaño fue un club hoy es apenas un grupito de futbolistas. El drama es ese, no jugar un partido de mierda a puerta cerrada. Si esta gente en lugar de haberse tomado todo esto de manera personal, de sentirse herida y atacada buscando la reivindicación, se lo hubiera tomado de otra manera, bajando los brazos, haciendo las maletas, hoy, en lugar de estar engañándonos con un espejismo matemático, estaríamos hablando de la permanencia. Da miedo pensar en el día después de que esto acabe.

¿Qué pensará el señor del cuchillo al ver que no ha acertado ni en lo de Kang In? Supongo que le resbalará, como le resbala todo. Hay ridículos en el mundo del fútbol, y luego está lo de Peter Lim.

La única certeza es que lo tenías todo para estar en la cima, y no eres más que jirones intentando sobre la marcha no descoyuntarse a pesar de recibir una cuchillada cada dos por tres. Eso es el VCF de hoy día, los mandamases cuchillo en mano subidos al Sofá, y el sofá, entre risas de unos pocos, manteniendo la compostura como puede a cada golpe recibido desde las alturas. Tirando pa lante.

El sofá de Parejo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s