Peter says goodbye

Lo he dicho muchas veces, a Meriton hay que escucharlo siempre. Porque siempre advierte con antelación de sus próximos movimientos. Incluso habla cuando no dice nada, como ha ocurrido en la presentación de las cuentas. Un documento convertido en toda una confesión.

La primera de ellas es que de cumplir sus propios balances, unos que vienen con más maquillaje que un cortesano de Versalles, peluca incluida, el VCF entraría en causa de disolución al cerrar el ejercicio con pérdidas de 26 millones. Un síntoma esclarecedor de la nefasta situación financiera de la entidad: Ni con ingeniería contable han conseguido tapar el failure. Por suerte no ocurrirá, ya que las ventas importantes se realizaron después del 30 de junio, así que con eso, y lo que caiga en enero, evitarán el problema. De momento.

Cabe recordar, para despistados y hombres a sueldo, que este personaje lleva aquí seis largos años y que cada intervención en el plano deportivo ha dejado agujeros financieros inasumibles para la entidad. En sus primeros tres años dejó un boquete de cien millones de euros. No es nueva la devastación que provocó el pasado curso, sólo que esta vez la sociedad ya no aguanta más rotos.

La segunda confesión, o más bien la ratificación de algo que ya se intuía, es que definitivamente ha cerrado el grifo. A Meriton le ha importado poco ser noticia mundial por no poder pagarle las fichas a sus futbolistas, negándose incluso a avalar los pagarés, pero estuvo presto a la hora de pagarle al banco con una aportación mínima del máximo accionista. La diferencia es que ese pago, que tampoco podía asumir la entidad gracias a su nefasta gestión, tocaba un punto sensible: Tener sus acciones como prenda, lo que podía llevar a Bankia a activar su salida del VCF por la fuerza y sin contraprestación.

Haber cancelado todas las líneas de crédito y poner como fecha límite para devolverle los 58 millones (más intereses) prestados es una manera simbólica de plasmar en documento oficial la fecha de salida. Tal vez sea más un deseo que una realidad, pero me gusta verlo así: Septiembre del 2021 marca el principio del fin de Meriton. Todo un ‘ahí os quedáis’ en verso numérico que está por ver las consecuencias que adquiere. Veremos qué son capaces de hacer para conseguir tal cantidad de dinero. Conociendo la incapacidad del club para hacerlo ya se han asegurado los derechos de cuatro futbolistas, que a pesar de desconocer sus nombres, bien seguro que su posible traspaso dobla esa cantidad. Eh aquí la tercera confesión: Se pueden ir dejando el VCF en segunda, pero nunca lo harán con los bolsillos vacíos.

Es a lo que vino, en definitiva. Porque esta confesión no confirma otra cosa que el papel de prestamista que ha ejercido Meriton en el VCF. En seis años no solo no han solucionado ninguno de los problemas que tenía la entidad, sino que tampoco han movido un sólo dedo, ni mostrado el mínimo interés, para solucionarlos. Su juego siempre ha sido fichar, vender, comprar derechos de futbolistas, cederlos, o aprovechar su postura dominante para hacerse con los derechos de imagen de varias promesas. Que lleve dos años intentando hacer jugar por la fuerza a Kang In, secuestrando dorsales incluso, para sacar suculentos réditos personales de su explosión, tampoco es casualidad. Como tampoco el desmonte del proyecto de Mateu Alemany para ‘apostar’ por los jóvenes.

Al menos nos dejan un día marcado en el horizonte para ir preparándonos. Por si no nos bastaba esa otra confesión, la primera y mayor de todas, la de que sus hombres fuertes lleven un año reduciendo su jornada laboral al mínimo. Entrar a las diez, pasarse media mañana en el bar y cerrar jornada a la una del mediodía. Todo un alarde de preocupación y afanoso trabajo para sacar el club adelante. Al fin, parece, que Lim se ha alineado con el resto del mundo y ha entendido que su tiempo aquí se ha acabado. El problema es la consecuencia de eso. La alternativa que hay, o las escasas vías de solución: Se puede querer ir, otra cosa es que pueda irse.

En resumen, tirando de un ejemplo práctico, el panorama del VCF me recuerda cada día más al del Aston Villa de hace cuatro años, cuando su dueño americano hizo, paso por paso, también acorralado por su negligente gestión, lo mismo que está haciendo Meriton en la actualidad. Tampoco le importó lo más mínimo no pagar las fichas, o desmantelar el equipo y no invertir un céntimo en dos años, ni acabar en segunda protagonizando un descenso meteórico. Él, finalmente, sí consiguió su objetivo: Recuperó su dinero, al 7% de interés, a costa de llevar al club al límite de su existencia, y encontró quien le comprara la propiedad.

En nuestro caso es difícil que alguien quiera comprar el VCF al no tener el atractivo que otorga un envoltorio como el de la Premier, ni su maná televisivo, situada la entidad además por debajo de la mitad de su rango histórico y arrastrando unas taras que sólo atraen a especuladores.

Para empezar, jarabe de palo: La manera de darles su merecido es juntar el 5% de las acciones. Suficiente para acabar con Goliat de una pedrada. El 1% ya está prácticamente reunido por Libertad VCF. El 4% restante no debería suponer ninguna dificultad ante la gravedad de los hechos. Lo contrario nos deslegitimaría para llamarnos aficionados.

El problema para la 21/22, la temporada más crucial de nuestra historia, es saber en qué posición nos vamos a encontrar como masa social viendo como Meriton nos está diciendo con estas cuentas que el VCF va a tener que vivir con lo puesto durante mucho tiempo. Entramos en un escenario que va más allá de objetivos deportivos: Ahora esto trata de evitar la muerte del club e intentar recuperar el VCF. Ya no vale mirar para otro lado.

Peter says goodbye

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s